Los retos que pretende abordar la Asociación Profesional Española de Privacidad, como asociación que integra a profesionales de la protección de datos personales y de la privacidad, se focalizan en tres puntos claves:
Dotar de patrones de calidad al desarrollo profesional de las actividades vinculadas a la privacidad, mediante la elaboración de códigos éticos y certificaciones de competencias, inexistentes éstas últimas en la actualidad.

Fomentar el conocimiento y valoración social del derecho fundamental a la protección de datos de carácter personal, haciendo uso para ello de foros de encuentros, virtuales o presenciales, organización de congresos, jornadas de formación o incluso la creación de una bolsa de trabajo especializada para promover la inserción laboral de los profesionales de la privacidad.

Defender los intereses profesionales de sus asociados, velando por el interés general de la profesión de expertos en privacidad, y en especial, para el reconocimiento público de la misma.